Frena polémico proyecto

Un juez federal cancela oleoducto Keystone XL

WASHINGTON (AP).— En un tropiezo para el gobierno de Donald Trump, un juez federal en Estados Unidos bloqueó un permiso de construcción del oleoducto Keystone XL que viene desde Canadá y ordenó a las autoridades realizar una revisión de impacto ambiental.

Grupos ambientalistas y tribales saludaron la decisión del juez federal en Montana, al tiempo que el presidente Trump dijo que era “una decisión política y una vergüenza”.

El oleoducto de 1,900 kilómetros comienza en Alberta y llevaría hasta 830,000 barriles diarios de crudo a través de una decena de estados a terminales en la costa del Golfo de México.

Trump ha promovido el oleoducto de 8,000 millones de dólares como parte de su promesa de lograr el “predominio energético” de Norteamérica y ha contrastado la rápida aprobación del proyecto por su gobierno con años de demoras durante el gobierno del presidente Barack Obama.

El gobierno de Trump no ha dicho si apelará el nuevo fallo. El Departamento de Estado indicó que estaba estudiando la decisión, pero agregó que no haría declaraciones, citando litigios en proceso.

El oleoducto fue propuesto inicialmente por TransCanada, basada en Calgary, en 2008. Se volvió el centro de una disputa de un bloque que incluye a demócratas, grupos ambientales y comunidades indígenas que advierten de contaminación y emisiones de gases de invernadero frente a grupos empresariales y republicanos que hablan de la creación de empleos y la potencial producción de combustible.

El jueves, el juez federal Brian Morris frenó el proyecto, fallando que el Departamento de Estado no había considerado plenamente el potencial de derrames de crudo y otros impactos, como lo requiere la ley. Le ordenó al departamento que complete una nueva revisión que responda a los problemas que han emergido desde que se completó la última revisión ambiental en el 2014.

La nueva revisión pudiera tomar hasta un año.