Melissa y Dafne, triunfo labrado a distancia

[email protected]

Tal vez has tenido que estudiar o trabajar a distancia vía internet o videollamada y sabes lo complicado que resulta sincronizarte para lograr que todo salga conforme a lo planeado, pero… ¿prepararte para un Campeonato Mundial?

Bueno, Melissa Flores y Dafne Navarro tuvieron que recurrir al video para entrenar sus ejecuciones en gimnasia de trampolín, en el que ayer hicieron historia al colgarse la medalla de bronce, en la competencia que se celebra en San Petersburgo, algo nunca antes logrado por una dupla mexicana.

Dafne y Melissa entrenan en sus entidades de origen, Guadalajara y Monterrey, respectivamente, por lo que sólo coinciden en competencias internacionales, nacionales o en selectivos.

“A puro video y cronómetro, utilizamos mucho el cronómetro para ver cuánto tiempo estaba haciendo cada una, cuánto dura cada una en la rutina y en el aire y así es como nos vamos acoplando, es difícil pero así es, y cuando nos vemos, es como lo hemos podido sacar adelante”, confesó Adrián Salas, entrenador de Melissa, a EL UNIVERSAL Deportes.

La dupla tricolor se integró en 2017 cuando compitió en el Mundial de Bulgaria. En aquella ocasión, Melissa y Dafne culminaron en la décimo cuarta posición. Hoy, son la pareja tres del mundo.

“No entrenamos mucho juntas, porque somos de diferentes partes de México, y en ese año no nos fue nada bien, pero creo que individualmente las dos mejoramos y fue más fácil realizar nuestra rutina y mejorar mucho en comparación al año pasado”, señaló Melissa Flores, en entrevista telefónica.

Las mexicanas fueron de las primeras en efectuar su rutina, la cual fue calificada con una puntuación total de 43.950, que las situó, temporalmente, en el primer sitio del certamen.

“Conforme avanzaban las otras competidoras, veíamos que no lograban superarnos y la emoción iba aumentando”, dijo Melissa.

Las dos gimnastas cuentan que los asistentes al evento, entrenadores y atletas rivales, comenzaron a felicitarlas, ya que sólo faltaban dos parejas por participar y ellas se mantenían en la cima del campeonato.

“No lo podíamos creer”, admitieron. Finalmente, Japón (48.340) y Canadá (47.500), relegaron a la pareja mexicana al tercer lugar en el podio.