Reconstrucción amañada de escuelas en Oaxaca

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Tutores, docentes y directivos de la escuela primaria Pedro Sáinz de Baranda denunciaron la opacidad con que la empresa Picalo, SA de CV ha estado operando en la reconstrucción y rehabilitación de las aulas escolares que resultaron afectadas por los sismos del año pasado.

Los integrantes de la comunidad inconforme indicaron que los trabajos presentan un 90 % de avance, pero empresa no ha entregado el edificio de manera formal a las autoridades educativas.

Saúl Girón Alonso, director del turno matutino de la Pedro Sáinz de Baranda reveló que, desde el 7 de septiembre del 2017, fecha del primer y devastador sismo que afectó a istmeños, los trabajos de reconstrucción y rehabilitación del plantel escolar no han sido concluidos, al haber responsabilidad, negligencia u opacidad de las autoridades estatales y de la empresa Picalo, por no concluir con los trabajos.

De acuerdo con el director, las labores iniciaron en enero pasado y, según el contrato de obra pública concertado hasta el mes de marzo, la obra debió concluirse en julio.

Que no les han pagado

Los representantes de la empresa arguyeron que tanto el IEEPO como Iocifed no habíandepositado recurso alguno, por lo cual los trabajos se realizaron de manera lenta y no fue sino hasta el mes de septiembre que la autoridad entregó el 30 % del monto total de la obra, el cual asciende a 4 millones 240 mil pesos, pero bajo el acuerdo de entregar la obra avanzada a más tardar en octubre.

Girón Alonso abundó que hubo una última reunión hace poco más de un mes en Ciudad Ixtepec, donde los representantes de las constructoras, autoridades de gobierno y personal docente de las 95 escuelas que se encuentran en esta situación en el puerto, acordaron concluir con la obra, primero en octubre, luego en noviembre y no fue sino que hace unos 10 días que la empresa responsable retiró a su personal, paralizando la obra, y dejando en la incertidumbre a la comunidad estudiantil.

Los padres de familia señalaron que mensualmente erogan un monto de 30 mil pesos por concepto de renta de espacios que no son favorables para los estudiantes, lejos de sus domicilios y bajo constante riesgo de ser sujetos de accidentes viales, lo que genera consternación entre los padres de familia, quienes señalaron estar desgastados tanto física, como emocional y económicamente por la faena diaria de tener que trasladarse a diferentes puntos para que sus hijos reciban clases.

Indicaron que de no haber una respuesta pronta a más tardar el miércoles próximo, habrán de tomar otras medidas, ya que esta obra está casi por concluirse, la obra de rehabilitación de los cuatro edificios más importantes al interior del recinto casi está terminada, y no saben por qué estos fueron detenidos, acusando tanto al gobernador como al director de Iocifed como los responsables directos de estas anomalías.