Sanciones dificultan el comercio para Irán

La administración estadounidense de Donald Trump califica el nuevo paquete de sanciones sobre Irán como las más duras hasta la fecha, mientras que desde Teherán se califica esta imposición como una ‘guerra económica’. Llamada de cualquier manera, la acción de Washington pone en una difícil situación a la nación persa.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos (EE.UU.) van más allá del comercio petrolero iraní, el cual desde desde mayo, cuando Trump rompe con el acuerdo nuclear del 2015, ha disminuido en aproximadamente un tercio sus ventas. El sector de energía, la banca, el transporte y la industria petroquímica también fueron golpeados a causa de las sanciones estadounidenses.

Unas 50 entidades bancarias iraníes y sus subsidarias, así como 200 personas, barcos, la aerolínea nacional iraní y 65 aeronaves se encuentran en la lista negra de Washington.

Con estas medidas EE.UU. estaría capacitado para confiscar activos bajo su jurisdicción que sean propiedad de esta lista de personas y entidades, reporta el diario The New York Times .

En total, incluyendo las restricciones impuestas el pasado lunes, Washington ha impuesto más de 900 sanciones en los dos años de Gobierno de Trump, lo que supone ‘el nivel más alto de presión económica’ que el Gobierno estadounidense ha impuesto jamás sobre Teherán, según reporta la agencia Efe .

El presidente estadounidense ha asegurado que la intención detrás de esta tanda de sanciones es reducir la exportación de petróleo iraní a cero; sin embargo, otros miembros de su administración no han escondido sus intenciones de provocar un cambio de régimen, como es el caso del consejero de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton.

A su vez, el Gobierno estadounidense busca que Irán abandone su programa de misiles y deje de apoyar milicias en los conflictos de Siria y Yemen.

Aunque esta puede ser su intención, las sanciones tendrán a su vez un impacto significativo en la población civil iraní, pues muchos bienes de uso diario se verán encarecidos a causa de la política estadounidense.

Pero como ocurre en Venezuela, no faltará la gasolina y la misma ofrecerá la oportunidad a los que estén dispuestos a correr el riego, de entrar en el negocio del contrabando de combustible subsidiado.

Según la consultora Eurasian Nexus Partners, cada día salen de Irán alrededor de unos 20 a 40 millones de litros de gasolina por contrabando.

Imad Abshnas, politólogo de la Universidad de Teherán, indicó a la cadena DW , que Irán podrá manejar las sanciones, pues las nuevas medidas no difieren demasiado de las antiguas.

De manera similar opina Seyyed Hossein Moussavian, exnegociador nuclear iraní y especialista en políticas de Oriente Medio en la Universidad de Priceton: ‘Irán ha sido sancionado por más de 40 años. No es algo nuevo’.

‘Irán es el país con más experiencia en el mundo en el manejo de sanciones. No creo que ningún otro país en esta región tenga la experiencia, la capacidad o la escala para resistir las sanciones’, agregó el experto, en una entrevista con PressTV .

‘No obstante, si la presión aumenta, los más radicales en el Gobierno podrían ganar ventaja, y luego la tensión en toda la región podría aumentar’, explicó Abshnas.

Las sanciones sobre Irán también han traído una caída en los precios del petróleo en un 1.4%, cuyo precio también puede verse afectado por las expectativas de un crecimiento económico mundial débil y por la disputa comercial entre EE.UU. y China, informala cadena CNBC .

RECHAZO

Ciertas potencias europeas han señalado que mantendrán sus vínculos con Irán a pesar de la presión estadounidense, como es el caso de Alemania, Francia y Reino Unido, los tres firmantes del acuerdo nuclear del 2015.

Y es que estos países consideran que el pacto ‘funciona y responde a su objetivo’, el cual impide que Teherán desarrolle armamento atómico.

Además, Pierre Moscovici, comisionario europeo de Asuntos Económicos de la Unión Europea, aseguró que el bloque no ‘aprueba’ las medidas tomadas por Washington.

Cabe resaltar que el apoyo europeo respondería a una nueva política iraní que busca transitar hacia el euro y desvincularse del dólar. El líder supremo, Ali Khamenei, ha dado la bienvenida a reemplazar el dólar por el euro en el comercio exterior.

Desde hace años Teherán ha intentado moverse fuera del dólar, aunque todavía muchas de sus transacciones se realizan en esta divisa.

Otros países como China, Turquía e India, que se encuentran en la lista de las ocho naciones eximidas de las sanciones estadounidenses, también han indicado que seguirán comprando petróleo iraní.

En este sentido, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, indicó durante un discurso que las sanciones eran ‘contrarias al derecho y a la diplomacia. No queremos vivir en un mundo imperial’, cita la agencia Reuters .

‘Irán es el país con más experiencia en el mundo en el manejo de sanciones. No creo que ningún otro país en esta región tenga la experiencia, la capacidad o la escala para resistir las sanciones’,

SEYYED HOSSEIN MOUSSAVIAN

EXNEGOCIADOR IRANÍ

En tanto, desde Tokio, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, también se ha pronunciado en contra e indicó que ‘aislar a Irán es peligroso y castigar al pueblo iraní no es justo’.

De igual modo se ha pronunciado recientemente el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, quien calificó las medidas de ‘injustas’.

‘Parece que mientras más férrea es la lucha política en EE.UU., con mayor frenesí fabrican algún tipo de sanciones contra diferentes miembros soberanos de la comunidad internacional’, indicó en igual sintonía el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

Con todo, la administración de Trump no da muestras de retroceso y reafirma la necesidad de aplicar estas medidas, justificadas en supuestas violaciones al acuerdo de 2015.

No obstante, la Agencia Internacional de la Energía Atómica había confirmado en doce informes consecutivos que Irán estaba acatando sus compromisos asumidos bajo el acuerdo.