Víctor Malcorra: "Que sigan dando favoritos a los demás"

A los Pumas les encanta esconder su fiereza bajo el disfraz de un cordero.

Con esa pinta de equipo manso calificaron a Liguilla del Apertura 2018 y ya echaron en la ronda de cuartos de final a Tigres, su histórico verdugo en instancias finales y uno de los favoritos de siempre para ser campeón. 

Por ello, a los felinos no les disgusta que les cuelguen la etiqueta de víctimas en las semifinal ante América, odiado enemigo deportivo al que esperan echar de la misma manera: con sigilo y sin la luz de los reflectores que alumbra a otros clubes. 

“Me gusta ese papel. No nos han tomado en serio ni nos veían fuertes y demostramos que sí. Que sigan dando favoritos a los demás”, asegura el mediocampista Víctor Malcorra

“Queremos trabajar de igual manera, callando a quienes no nos quieren ver. Arrancamos bien el torneo y terminamos bien; siempre nos han criticado, pero tenemos un buen grupo”, abunda el argentino. 

Al ver a las Águilas crece el sentimiento de revancha de la tropa del Pedregal.

 Todavía recuerdan el 2-2 de la fase regular, una igualada dolorosa porque los auriazules ganaban 2-1 y una anotación de Henry Martín en tiempo de compensación les borró la sonrisa. 

“Tenemos la espina clavada del empate en su cancha, será una revancha y esperamos sacar el partido adelante. Si podemos ganarles bien, pues adelante; y si es mal, no importa, lo relevante es poder vencerlos”. 

NO DABAN NI UN PESO

El delantero Felipe Mora también ve con agrado que los Pumas sean considerados como víctimas. 

“Somos un equipo humilde, no hay tanto nombre ni dinero y nadie daba un peso por nosotros. Ahora estamos en semifinales, hemos sabido callar bocas”, presume. 

“Tenemos la misma hambre de triunfar de la primera fecha y eso nos ha llevado a estar en esta instancia”, abunda el artillero. 

Por último manda a la afición un mensaje sobre el clásico capitalino: “Se tiene que vivir en paz, es un partido para disfrutar y esperamos que sea una fiesta”.