Atleti recibe a su más cercano perseguidor, el Alavés, en el Metropolitano

EFE

El Atlético de Madrid compite este sábado por la reafirmación y contra la recaída, sin términos medios, porque no los admite su insistencia en el liderato ni siquiera su tercera plaza, en riesgo ante la revelación de la Liga, el Alavés, sólo un punto por debajo a su llegada al Wanda Metropolitano.

A tres puntos de la cima de la tabla, después de dos empates consecutivos a uno, en casa con el Barcelona y fuera en Girona, la presión crece de nuevo en torno al conjunto rojiblanco en la misma medida que la transcendencia de la victoria, crucial para seguir al acecho, acercarse o asaltar la primera posición de la Liga.

También para sostener la tercera plaza, en ese caso como mínimo el empate, ante su inmediato perseguidor en la clasificación, el Alavés de Abelardo Fernández, al que el Atlético de Simeone le ha ganado en sus dos duelos previos, pero ambos por 1-0, y que visita el Wanda Metropolitano en un sensacional cuarto puesto, a pesar de que sólo haya ganado en una de las cuatro últimas citas ligueras.

El Atlético encadena ya once jornadas sin derrota, desde el 2-0 en Balaídos, el único partido que ha perdido en esta Liga, pero a la vez, en esa racha sin caer, la mejor de la actualidad de los 20 equipos de Primera, sólo ha sumado cinco triunfos, en contraposición con sus seis empates. Ha logrado en ese tramo 21 de los 33 puntos.

Necesita mucho más como visitante, sobre todo regularidad -una victoria, seis igualadas y una derrota en siete salidas de este curso-, para sus ambiciones de pelear por el campeonato, igual que mantener su firmeza como local, invicto en su casa en toda esta temporada entre todas las competiciones, con ocho triunfos y dos empates en diez duelos. Ahí ha ganado 20 de sus últimos 24 partidos.

Pero también ha sentido ya varios avisos en sus encuentros más recientes, como por ejemplo contra el Athletic Club, al que remontó sobre la hora, con el ‘gol del cojo’ de Diego Godín, o este mismo miércoles en la Copa del Rey frente al Sant Andreu, un Tercera que apuntó mucho más al gol que el Atlético en todo el primer tiempo.

En ese duelo descansó Antoine Griezmann, de vuelta este sábado al once. En su primer partido tras la decepción de no haber ganado el Balón de Oro 2018, se enfrenta al único rival de los 19 que compiten con él en la actual Primera División al que nunca le ha marcado gol. Ninguna de sus 121 dianas ha tenido como destinatario ese oponente.

El internacional francés, a la vez, encadena tres jornadas sin anotar ningún gol en la Liga, con todo lo que supone su aportación sobre la portería contraria para el Atlético, al que ha dado 78 puntos en el campeonato en cinco años con sus tantos clave, y más aún con una baja de la dimensión de Diego Costa hasta principios de febrero, por su operación del quinto metatarsiano del pie izquierdo.

Mientras el entrenador Diego Simeone insistió este viernes que no ha hablado con el club sobre fichar en el mercado de invierno, este sábado será Nikola Kalinic la elección para suplir en el once a Costa; una de las cinco bajas que sufre el Atlético ante el Alavés, junto a los lesionados Diego Godín, que ya ultima su recuperación, Juanfran Torres y Filipe Luis y al sancionado Koke Resurrección.

Aunque recupera a José María Giménez, ya con el alta después de cinco partidos de baja, el técnico, con 15 jugadores disponibles del primer equipo para este sábado, apostará de nuevo por Saúl Ñíguez en el lateral izquierdo, con Santiago Arias en el derecho y Stefan Savic y Lucas Hernández como centrales. En el medio campo jugará con Ángel Correa, Thomas Partey, Rodrigo Hernández y Thomas Lemar.

Enfrente, el sorprendente Deportivo Alavés será este sábado el nuevo reto del Atlético de Madrid. Se da la circunstancia de que el plantel vitoriano es el otro equipo de LaLiga Santander que todavía no ha caído esta campaña en su feudo, donde no pierde desde el mes de abril de 2018.

Los albiazules visitan al equipo de Diego Pablo Simeone por novena ocasión, a los que han vencido como visitantes una vez, en la jornada 33 de la temporada 2002-03, por 0-1 con gol del rumano Adrian Ilie, en un duelo en el que curiosamente participó el técnico alavesista Abelardo Fernández.

El técnico asturiano dará la lista definitiva para medirse al Atlético de Madrid horas antes del choque, pues se ha llevado a 23 jugadores a la capital madrileña, previo paso por Girona, donde el Alavés fue eliminado de la Copa del Rey el pasado miércoles.

Tras la aparición en el duelo copero de los jugadores menos habituales, el técnico gijonés volverá a contar con un equipo más reconocible que, hasta la fecha, se ha mostrado como uno de los más sólidos del campeonato.

Así, Fernando Pacheco regresará a la portería albiazul y estará acompañado por una línea defensiva compuesta por Martín Aguirregabiria, Víctor Laguardía, Ximo Navarro y Rubén Duarte.

Es posible que el “Pitu” recupere la formación 4-3-3 que ha utilizado en varias ocasiones ante equipos de estas características, por lo que en el centro del campo podrían actuar Tomás Pina, Manu García y el ghanés Wakaso Mubarak.

En la zona más ofensiva formarán Jony Rodríguez e Ibai Gómez por las bandas, que tendrán la referencia del argentino Jonathan Calleri como hombre en punta.

– Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Savic, Lucas, Saúl; Correa, Thomas, Rodrigo, Lemar; Griezmann y Kalinic.

Deportivo Alavés: Pacheco; Martín Aguirregabiria, Ximo Navarro, Laguardia, Duarte; Pina, Manu García, Wakaso; Jony, Ibai Gómez y Calleri.

Árbitro: Hernández Hernández (C. Las Palmas).

Estadio: Wanda Metropolitano.