Cruz Azul sufre siempre para remontar en Liguilla

La Máquina va a toda velocidad e irá tras otro fantasma que lo persigue desde que iniciaron los torneos cortos

La Máquina va a toda velocidad e irá tras otro fantasma que lo persigue desde que iniciaron los torneos cortos. En 16 series de Liguilla ha llegado con desventaja al partido de vuelta y únicamente en dos ha logrado la remontada para acceder a la siguiente ronda.

La primera vez que lo hizo fue en el Invierno 2001. En los cuartos de final de ida, Necaxa venció 2-0 a los cementeros en el estadio Azteca. En el Azul, los locales golearon 4-0 con goles de Marinho Ledezma, Juan Mendoza, Tomás Campos y Julio César Pinheiro. La segunda vez llegó dos años después. En el Apertura 2003, Tigres venció 1-0. En el regreso, Cruz Azul venció 2-1 con tantos de Marcelo y Chelito Delgado, sin embargo, con el empate global, los felinos accedieron a la siguiente ronda por mejor posición en la tabla. Los de la Sultana del Norte fueron líderes del certamen.

La tercera y última fue en el Clausura 2008. La Máquina llegaba como favorita ante Chiapas, pero en la ida en el Víctor Manuel Reyna vieron la derrota 1-0 e Itamar Batista parecía que se convertiría en el villano nuevamente. En el Coloso de los Insurgentes vino la remontada con goles de Pablo Zeballos y Miguel Sabah.

Y no existen más. Las restantes 12 eliminatorias han sido propiedad de los rivales. Las dos más recientes fueron en esta década. En el Apertura 2011, los Monarcas consiguieron la ventaja 2-1 en su territorio con doblete de Márquez Lugo, pero Javier Orozco mantuvo la esperanza con su anotación. En el Azul no cambió la historia y de nuevo perdieron por el mismo marcador, con goles de Miguel Sabah y Gerardo Lugo por los visitantes. Alejandro Vela los acercó, aunque no fue suficiente.

Mientras que en el Apertura 2013, los Diablos Rojos hicieron la travesura en el Nemesio y golearon 3-0 a los dirigidos por Guillermo Vázquez. El marcador en contra fue una losa pesada de quitarse y para el de vuelta, sólo lograron el empate 1-1. “Chaco” Giménez anotó en los primeros minutos. Pablo Velázquez mató las ilusiones de los asistentes en el recinto de la Colonia Nochebuena.

La Máquina va a toda velocidad e irá tras otro fantasma que lo persigue desde que iniciaron los torneos cortos. En 16 series de Liguilla ha llegado con desventaja al partido de vuelta y únicamente en dos ha logrado la remontada para acceder a la siguiente ronda.

La primera vez que lo hizo fue en el Invierno 2001. En los cuartos de final de ida, Necaxa venció 2-0 a los cementeros en el estadio Azteca. En el Azul, los locales golearon 4-0 con goles de Marinho Ledezma, Juan Mendoza, Tomás Campos y Julio César Pinheiro. La segunda vez llegó dos años después. En el Apertura 2003, Tigres venció 1-0. En el regreso, Cruz Azul venció 2-1 con tantos de Marcelo y Chelito Delgado, sin embargo, con el empate global, los felinos accedieron a la siguiente ronda por mejor posición en la tabla. Los de la Sultana del Norte fueron líderes del certamen.

La tercera y última fue en el Clausura 2008. La Máquina llegaba como favorita ante Chiapas, pero en la ida en el Víctor Manuel Reyna vieron la derrota 1-0 e Itamar Batista parecía que se convertiría en el villano nuevamente. En el Coloso de los Insurgentes vino la remontada con goles de Pablo Zeballos y Miguel Sabah.

Y no existen más. Las restantes 12 eliminatorias han sido propiedad de los rivales. Las dos más recientes fueron en esta década. En el Apertura 2011, los Monarcas consiguieron la ventaja 2-1 en su territorio con doblete de Márquez Lugo, pero Javier Orozco mantuvo la esperanza con su anotación. En el Azul no cambió la historia y de nuevo perdieron por el mismo marcador, con goles de Miguel Sabah y Gerardo Lugo por los visitantes. Alejandro Vela los acercó, aunque no fue suficiente.

Mientras que en el Apertura 2013, los Diablos Rojos hicieron la travesura en el Nemesio y golearon 3-0 a los dirigidos por Guillermo Vázquez. El marcador en contra fue una losa pesada de quitarse y para el de vuelta, sólo lograron el empate 1-1. “Chaco” Giménez anotó en los primeros minutos. Pablo Velázquez mató las ilusiones de los asistentes en el recinto de la Colonia Nochebuena.