Guerra y Dreer son los más constantes en Liga y Emelec

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El manabita se perdió solo dos cotejos

El entrenador Pablo Repetto evita dar discursos complejos ante los jugadores de Liga de Quito. Prefiere dar sugerencias puntuales.

Eso sí, siempre les pide entrega para los encuentros. Al uruguayo le gusta que sus dirigidos marquen constantemente sin renunciar a anotar.

Considera que la ‘entrega’ es importante. Por ello, pocas veces opta por preservar a un jugador titular que tiene riesgo de completar cinco amarillas y ser suspendido para un juego.

Franklin Guerra asimiló la filosofía de Repetto al unirse en enero a la ‘U’ y se ha esforzado por mantenerse durante todos los cotejos. Ha sido titular en 41 de los 43 cotejos de la ‘U’ de la Serie A. Solo se ausentó por lesiones.

Con 3 572 minutos en cancha, es el jugador albo más utilizado por el DT. Detrás de él se encuentran el golero argentino Adrián Gabbarini (3 510) y Anderson Julio (3 246).

Forman la ‘columna vertebral’ del equipo estelar de la ‘U’ que ganó la primera etapa y se clasificó a la final y hoy, 8 de diciembre del 2018, busca ganar el título. Para coronarse campeón primero debe vencer al Delfín (12:00, en el estadio Rodrigo Paz) y esperar que Emelec pierda en su visita, a la misma hora, al Técnico, en el Bellavista.

“La gente no lo sabe, pero hay jugadores que juegan infiltrados, con mucho dolor”, reveló el portovejense. Él fue uno de ellos. “En el partido ante Barcelona (en el empate 1-1, en Guayaquil) también jugué así”, confesó el zaguero que dejó El Nacional.

“Fue la mejor decisión que he tomado”, detalló sobre su vinculación a LDU. Antes de su incorporación, recibió una llamada de Repetto, quien le dijo que quería contar con él para esta temporada.

Guerra llegó para disputarse la titularidad con Horacio Salaberry y Hernán Pellerano. Al final, les ganó la partida y formó la dupla titular de la zaga con Ánderson Ordóñez.

En los últimos meses, jugó con Pellerano puesto que Ordóñez y ‘Sala’ se lesionaron. Su desafío es ser campeón con los azucenas, algo que no consiguió con los puros criollos.

Guerra solo registra tres tarjetas amarillas y un gol. En ocasiones, acude al área en los tiros de esquina para intentar marcar de cabeza, algo que considera debe mejorar en su juego.

El goleador John Jairo Cifuente expresó que Guerra es uno de los defensas que mejor lo ha marcado.

Su esposa y sus dos hijos son su soporte en la recta final por el Campeonato. El zaguero tiene contrato por tres años más con la ‘U’, que adquirió sus derechos deportivos.

Su gran anhelo, además del título nacional, es ser convocado a la Selección de Hernán Darío Gómez.

El ‘Rifle’ lidera a Emelec desde el arco

Redacción Guayaquil (D)

El arquero Esteban Dreer se comprometió a no discutir con los árbitros, ni a ‘quemar tiempo’ durante los encuentros. Quiere evitar una quinta tarjeta amarilla que le impediría jugar una hipotética final ante Liga de Quito.

El golero es el jugador que más actuaciones registra con Emelec este año, en el Campeonato Ecuatoriano. En sus 41 partidos, acumula 3 690 minutos y 40 goles recibidos. Se apunta para ser titular esta tarde, cuando los eléctricos se enfrenten a Técnico Universitario, a las 12:00, por la última fecha, en el Bellavista.

Quiere jugar, pese a que registra cuatro tarjetas amarillas. “Hace siete fechas que estoy amonestado, mi responsabilidad es no discutir con los árbitros, si salgo a cuidarme nos ganan y tampoco jugamos la final”, expresó tras uno de los entrenamientos del ‘Bombillo’ en el Complejo de los Samanes.

El ‘Rifle’ lleva siete temporadas en el conjunto eléctrico, tiempo en el que consiguió tres vicecampeonatos y cuatro campeonatos nacionales. Es uno de los más experimentados de la plantilla y transmite sus vivencias a los jugadores jóvenes como el goleador Brayan Angulo y el zaguero central Marlon Mejía.

Durante su permanencia en el ‘Bombillo’, el golero suma 248 partidos. Así, tiene un promedio de 35 partidos jugados por cada año.

Su contrato con el equipo eléctrico finalizará en el 2020, pero a él le gustaría renovarlo. A sus 37 años, considera que su retiro aún está lejos.

El argentino obtuvo su carta de naturalización de ecuatoriano en el 2013 y formó parte de la selección nacional en el último proceso de eliminatorias mundialistas, con el entrenador Gustavo Quinteros. Dice que se siente identificado con el país, al igual que su familia. Su hijo Felipe, de 11 años, compite en los circuitos nacionales infantiles de tenis.

Dixon Arroyo es el segundo jugador con más minutos en cancha con el cuadro guayaquileño en la Serie A de este año. El volante, que llegó en enero de este año, se consolidó como estelar imponiéndose a experimentados como Pedro Quiñónez y Osbaldo Lastra. “Al principio fue difícil por el nivel de exigencia, pero de a poco pude ganarme un espacio y estoy feliz”, dijo Arroyo, que se mantuvo como estelar aún con el cambio de entrenador con la salida de Alfredo Arias y la llegada de Mariano Soso, en julio.

Este año el cuadro eléctrico utilizó a 32 de los 35 jugadores que habilitó, ante la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Gorman Estacio, que fue promovido al primer equipo este año, es el que menos veces actuó, con solo dos presencias en cancha.