José Pedraza está en pos de dar un 'tablazo'

Nueva York. – Momentos antes del pesaje para la pelea más importante de su carrera, el boricua José Pedraza lucía ayer calmado. 

Esto, a pesar de que enfrenta a quien muchos consideran el mejor peleador del mundo, Vasyl Lomachenko.

El ucraniano Lomachenko (11-1, 9 KO), quien ayer marcó 134.4 libras para el duelo de esta noche en el Teatro del Madison Square Garden en esta ciudad, es abrumadoramente favorecido para vencer al cidreño. Pedraza (25-1, 12 KO), sin embargo, no invierte su tiempo disertando los vaticinios de los expertos.

“Yo en realidad no me enfoco en eso. No le doy importancia a quién es el favorito” , expresó Pedraza,  quien ayer detuvo la báscula en 134.2 libras. “Más bien me enfoco en la pelea, en lo que tengo que hacer para ganar. No es conveniente para mí enfocarme en  quién es el favorito. Ni para Lomachenko en realidad”. 

No obstante, a juzgar por su comportamiento esta semana, el ucraniano sí le atribuye algo de validez a los pronósticos y a las gabelas, que lo dan como ganador esta noche en proporción de hasta 30-1.

En días recientes, Lomachenko ha pasado más tiempo hablando sobre potenciales duelos futuros con Manny Pacquiao y Mikey García, que sobre su cita unificatoria de esta noche. Lomanchenko es el  campeón peso ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), y Pedraza de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). 

Lomachenko aseguró estar recuperado de una lesión en su hombro derecho, el cual tuvo que ser operado tras su pasado combate, una impresionante victoria por nocaut sobre Jorge Linares, el pasado 12 de mayo. Esa fue su primera aparición en la división ligera (135 libras).

“Tuve un muy buen campo de entrenamiento y pude usar todos mis golpes con el brazo derecho. Estoy seguro que (ante Pedraza) mi hombro funcionará como antes de la operación”, afirmó Lomachenko.

Por su parte, Pedraza viene de tres sólidas presentaciones en el peso ligero, la última una victoria por decisión unánime sobre Raymundo Beltrán para coronarse campeón de la OMB. 

“Cinco libras son mucha diferencia”, dijo el cidreño quien también fue titular de las 130 libras, pero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Lomanchenko viene de campeonatos en las 126 y las 130 libras con la OMB.

Delineada la estrategia

“Con Beltrán estuvimos tirando mucho toda la noche. Hicimos varios tipos de pelea en los doce asaltos y pudimos hacer fuerza con él. Con (Antonio) Morán igual”, dijo Pedraza, quien supera al ucraniano por una pulgada en estatura (5’8” vs. 5’7”) y por seis pulgadas en alcance (71” vs. 65”). 

“Lomachenko es un boxeador que es fuerte natural. No importa si está en 130 o 135 libras, es fuerte. Pero es un 135 inflado, como decimos nosotros. Y nuestro estilo nos permite usar mucho la distancia, pero moviéndonos para no dejarlo utilizar sus movimientos laterales”, continuó diciendo el cidreño. 

“Linares trató de utilizar la distancia, pero él es un peleador ‘plantao’ (de poca movilidad). Se le hacía más fácil entrar. Sin embargo, yo soy un peleador más alto con más movimiento y sé utilizar bien la distancia. Y esperamos utilizar eso en la pelea”, agregó Pedraza, apodado “Goldo” por su familia y amigos.

A frenar la racha de Vasyl

Su padre y entrenador,  Luis Espada aseguró que su vástago detendrá la racha de triunfos sobre boricuas que mantiene Lomachenko. Vasyl ya venció a Gamalier Rodríguez, y a los campeones Jason Sosa y Rocky Martínez, todos por nocaut. 

“Pero Goldo le va a frenar eso. Eso es cábala. Esa racha se acaba ahora”, dijo Espada. 

La pelea coestelar enfrentará al campeón junior pluma de la OMB, Isaac Dogboe (22-0, 14 nocauts) y al retador mexicano Emanuel Navarrete (25-1, 22 nocauts).  Ayer, Dogboe pesó 120.8 libras y Navarrete 122.

La cartelera será transmitida a través de ESPN desde las 10:00 p.m.