La creación de empleo se enfría en Estados Unidos durante noviembre

WASHINGTON – El crecimiento del empleo en Estados Unidos se desaceleró en noviembre y los salarios mensuales aumentaron menos de lo previsto, lo que sugiere cierta moderación en la actividad económica que podría respaldar las expectativas de menos alzas de tasas de interés por parte de la Reserva Federal en 2019.

El reporte mensual sobre empleo del Departamento de Trabajo, seguido muy de cerca por inversores y analistas, se conoció este viernes en un contexto de fuertes bajas en Wall Street y una reversión parcial de la curva de rendimiento de los bonos estadounidenses, lo que ha avivado los temores a una recesión .

“Esta es todavía una ganancia sólida que sugiere que el crecimiento económico se está desacelerando gradualmente hacia su ritmo potencial”, dijo Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics en Toronto. “No hay nada aquí que sugiera que la economía esté sufriendo una desaceleración más repentina”.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 155,000 el mes pasado. Las empresas de construcción contrataron la menor cantidad de trabajadores en ocho meses, probablemente como consecuencia de temperaturas inusualmente frías para la época.

Lee: La cifra de empleo en EU impulsa a la Bolsa mexicana, pero Wall Street baja

Parte de la moderación de la creación de empleos en noviembre podría deberse a la escasez de trabajadores calificados, pero también coincide con otro dato que mostró un alza de los despidos en las últimas semanas y una caída en la medición del empleo en el sector servicios en noviembre.

Los datos de septiembre y octubre fueron revisados para mostrar la creación de 12,000 puestos menos que los informados previamente. Economistas encuestados por la agencia de noticias Reuters habían estimado que las nóminas no agrícolas subirían en 200,000 puestos en noviembre.

La tasa de desempleo se mantuvo estable cerca de un mínimo de casi 49 años en 3.7%.

Los ingresos promedio por hora subieron 6 centavos de dólare o 0.2% en noviembre, tras avanzar 0.1% en octubre. Eso dejó el aumento anual de los salarios en un 3.1%, igualando el salto de octubre, que fue la mayor ganancia desde abril de 2009.

Las empresas también redujeron las horas de trabajo de los empleados. La semana laboral promedio cayó a 34.4 horas desde 34.5 horas en octubre.

Lee: La economía de EU crece 3.5% en tercer trimestre pese a baja en el consumo

El informe de empleo podría aumentar la preocupación por la salud de la economía de EU y disminuir la probabilidad de que la Fed suba las tasas de interés más de una vez en 2019. Se espera que el banco central aumente los costos de endeudamiento en su reunión del 18 y 19 de diciembre por cuarta vez este año.

“Los datos encajan con cierta desaceleración de la tendencia (…) pero está lejos de ser poco saludable para este punto del ciclo”, dijo Alan Ruskin, codirector mundial de investigación cambiaria en Deutsche Bank Securities. “Todavía le permite a la Reserva Federal subir en diciembre, pero tomar una línea más cautelosa a partir de entonces”.

La creación de empleo ha promediado 170,000 puestos de trabajo por mes durante los últimos tres meses. La economía necesita crear aproximadamente 100,000 empleos por mes para mantenerse al día con el crecimiento de la población en edad de trabajar.

Lee: El dólar baja a 20.50 pesos en bancos

El crecimiento del empleo podría desacelerarse aún más en los próximos meses, mientras el número de estadounidenses que solicitan beneficios por desempleo se encuentra cerca de máximos de ocho meses.

Otro reporte del Departamento de Comercio indicó el viernes que los inventarios mayoristas en Estados Unidos subieron en octubre un poco más de lo previsto inicialmente, mientras que las ventas cayeron, lo que sugiere que la inversión de las empresas podría ayudar al crecimiento económico en el cuarto trimestre.

Un tercer informe mostró que el índice preliminar de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan en diciembre se mantuvo estable y en línea con las expectativas en 97,5; mientras que el indicador preliminar de expectativas bajó a 86.1 desde 88.1 en noviembre.