La última conquista de Gelsenkirchen

Sólo dos jugadores quedan en el Borussia Dortmund del último once inicial que se llevó la victoria en Gelsenkirchen. La plantilla ‘borusser’ ha dado muchas vueltas desde aquel entonces.

Los dos únicos miembros que aún están el equipo son Marcel Schmelzer y el gran capitán Marco Reus, además de Piszczek, que no pudo disputar el encuentro por lesión. El encargado de abrir la lata en aquel encuentro fue un recién llegado, Pierre Emerick Aubameyang.

El gabonés hacía pareja en la punta de ataque con Lewandowski, algo que no terminó de funcionar durante aquel año. Amplió la renta Nuri Sahin, justo después del descanso.

El turco acababa de regresar como el hijo pródigo después de su desastrosa etapa en el Real Madrid y rindió lo que le permitieron las lesiones. Max Meyer acortó distancias para los ‘mineros’, pero no sirvió de mucho.

A falta de 15 minutos para el final, Jakub Blaszczykowski puso la puntilla para los aurinegros y el 1-3 final. Además de los ya mencionados, el Borussia Dortmund contaba con las estrellas que el año anterior tumbaron al Bayern en la lucha por la Bundesliga.

Con Klopp en el banquillo, Weidenfeller en portería, Hummels y Subotic de pareja de centrales, Grosskreutz de carrilero en la banda, Bender en el doble pivote, Mkhitaryan de media punta y Reus con libertad de movimientos. Así gestó la última conquista de Gelsenkirchen