Publicación de magistrado confundió a la sociedad: especialista en Derecho

La propuesta del magistrado José Luis Vargas Valdez causó preocupación en la sociedad poblana que pensó que las elecciones de gobernador se habían anulado, dijo el presidente ejecutivo de la Escuela Libre de Derecho de Puebla (ELDP), Gerardo Tejeda Foncerrada, al considerar que no era el momento adecuado para difundir el proyecto.

“Causó preocupación y una serie de opiniones que el desconocimiento legal aplicable, pensó que ya era una cosa juzgada, que ya se habían anulado las elecciones”, dijo.

Recordó que son siete los magistrados de la Sala Superior del TEPFJ –Janine Otálora Malassis, Felipe Fuentes Barrera, Indalfer Infante Gonzales, Felipe de la Mata Pizaña, Reyes Rodríguez Mondragón, Mónica Soto Fregoso y Vargas Valdez- que votarán el dictamen de este último, quien propone anular los comicios de gobernador antes del 15 de diciembre, previo a la toma de protesta del siguiente mandatario.

Gerardo Tejeda consideró que el ponente no incurrió en ninguna ilegalidad tras difundir su propuesta de resolución donde solicita la nulidad, pero exhortó a que actúen con legalidad.  

“Son los especialistas, tienen el expediente en sus manos y deberá haber una votación. Hasta donde tengo entendido no (incurrió), porque es un proyecto, no es una cosa juzgada. Quizás no fue el momento político adecuado”, dijo al referir que no es la primera vez que se publica un proyecto antes de votarlo, pues ya ocurrió en el caso de Colima en 2015.

En un encuentro con medios de comunicación, el especialista de la Libre de Derecho dejó en claro que no hay una disposición expresa que prohíba difundir una propuesta de dictamen, por lo que no fue ilegal que el magistrado del TEPFJ lo haya publicado.

También dijo que ni el ponente ni la intervención de la gobernadora electa Martha Erika Alonso Hidalgo va a ser una condición de lo que los magistrados van a resolver.

“No podemos hacer nada en este momento ni ningún integrante de la sociedad civil, queda en manos de la autoridad del tribunal electoral y ellos son los únicos que nos podrán decir todo del proceso electoral, si se anula o no, ya no nos compete a nosotros como ciudadanos”, agregó Tejeda.

Consideró prudente creer en las instituciones jurídicas y confiar en la ética y preparación de los funcionarios jurídicos, dado que las instituciones no son perfectas y siempre tendrán omisiones con carácter o con algún tipo de responsabilidad.