Reino Unido pide a supermercados que amplíen reservas por brexit

El gobierno de Theresa May solicitó a los supermercados que mantengan la mayor cantidad de existencias posible en los almacenes de todo el país en caso de que el Reino Unido salga de la Unión Europea sin llegar a un acuerdo por el brexit, señaló un funcionario de alto rango.

Un brexit sin acuerdo reduciría la capacidad de la principal ruta comercial de la UE del país desde el puerto francés de Calais hasta Dover en el sureste de Inglaterra a solo el 13 por ciento del nivel actual debido a controles adicionales en la frontera, según la fuente, que está familiarizada con los planes de contingencia y pidió anonimato porque la información no es de conocimiento público.

En consecuencia, el gobierno tratará de obtener nuevas alternativas para importar productos al país, indicó la fuente. Las medidas incluyen en el corto plazo la elaboración de una lista de productos prioritarios, donde los medicamentos ocupan el primer lugar, señaló. En el mediano plazo, los funcionarios contratarán más espacio de carga a bordo de los barcos y considerarán ampliar la capacidad de puertos como Sheerness.

Ante la perspectiva de que el Parlamento rechazaría el acuerdo del brexit de la primera ministra británica, Theresa May, en una votación crucial el martes, ministros y departamentos gubernamentales están intensificando la planificación ante una salida del bloque sin un acuerdo. Eso se debe a que esta es la ruta que se implementará por defecto si la primera ministra no logra que los legisladores aprueben su acuerdo.

Dilemas

El funcionario indicó que la manera en que se dará prioridad a los productos supone algunos dilemas para los ministros, por ejemplo, favorecer bolsas de lechuga perecible frente a piezas esenciales de centrales eléctricas o componentes automáticos necesarios para mantener las fábricas en operación y cientos de miles de personas en sus labores.

Los supermercados han sido informados de los posibles problemas en Dover y se les pidió que almacenen lo que más puedan, dijo el funcionario, aunque algunos productos son perecibles y no se pueden almacenar por períodos prolongados.

También hay un problema con las medicinas. Debido a la escasez del espacio de almacenamiento con control de temperatura necesario, no todos pueden almacenarse, señaló la fuente. El secretario de Salud, Matt Hancock, dijo el viernes a la radio de la BBC que su departamento está comprando unidades de refrigeración para poder almacenar algunos medicamentos.

Hancock también informó que se están realizando los preparativos para utilizar aviones y camiones de envíos exprés de fármacos y dispositivos médicos.

“Estamos trabajando para garantizar que tengamos capacidad de aviación. Si hay una interrupción grave en la frontera, priorizaremos fármacos y dispositivos médicos”, dijo.

Hancock indicó que los problemas logísticos eran “otra razón” para votar por el acuerdo de la primera ministra el 11 de diciembre.