La iguana terrestre de Galápagos regresa a la isla de Santiago después de 200 años de ausencia

Foto: Samuel Meylan / Wikimedia Commons
Foto: Samuel Meylan / Wikimedia Commons

Un grupo de más de 1.400 iguanas terrestres (Conolophus subcristatus) fueron reintroducidas en la Isla Santiago como parte de un proyecto de restauración ecológica que se lleva a cabo en el Parque Nacional Galápagos en Ecuador. Las iguanas vinieron del norte de la Isla Seymour, otra de Las 18 islas que conforman el archipiélago de las Galápagos.

El naturalista británico Charles Darwin fue la última persona en ver oficialmente una iguana terrestre en la isla de Santiago en 1835. No mucho después, los depredadores invasores como el jabalí terminaron por acabar con la población de igualas alimentándose de ellas.

“Casi dos siglos después, este ecosistema volverá a contar con esta especie a través de la iniciativa de restauración”, dijo la autoridad del parque, según Agence France-Presse.

De vuelta a casa

El proyecto de reintroducción comenzó a fines de 2018 cuando guardaparques capturaron las iguanas y las transfirieron a la Isla Santa Cruz para que les realizaran controles de salud antes de trasladarlas a la Isla Santiago. Los guardaparques lanzaron las iguanas a las áreas costeras que tienen ecosistemas similares a los que están acostumbrados en la isla Seymour Norte, a fin de que se pudieran adaptar y sobrevivir facilmente.

A partir de febrero de 2019, los guardabosques determinarán qué tan bien están las iguanas en su nuevo hogar al ver si están estableciendo nidos y qué plantas prefieren comer, entre otros datos.

Además de traer de vuelta las iguanas a las Galápagos, el movimiento también ayuda a las iguanas a sobrevivir. La isla Seymour Norte experimentó una pérdida de vegetación, particularmente cactus, la principal fuente de alimento para las iguanas en esa isla.