Instagram: ¿y dónde están mis seguidores?


Ariana Grande tuvo un triste despertar ayer, cuando entró a su Instagram y notó que, literalmente de la noche a la mañana, perdió nada menos que 3 millones de seguidores.

De seguro que la artista debe haber llamado a su manejador y a todo su staff para entender qué era lo que estaba pasando: “¿me habré mandado algún condoro?”, “¿se liberó algún video prohibido?”, “¿dieron vuelta un tema mío y contenía un mensaje diabólico?”. Todos esos y más rollos se debe haber pasado la artista, pero la respuesta no estaba ahí…

Alivio, por un lado, pero incertidumbre por otro, sentimiento que compartió con todos los usuarios activos de la red social, pues la madrugada del miércoles la totalidad de las cuentas perdió seguidores.

Muchos influencers y artistas advirtieron este bajón en sus números, lo que se hacía claramente más notorio en las cuentas con más seguidores, pues el porcentaje de pérdida era mucho mayor.

Hace unos meses, Instagram avisó que haría una limpieza masiva, con el fin de sacar de circulación a las cuentas inactivas y también identificar a los usuarios que compran seguidores y “Me Gusta”.

Los expertos de varios medios especializados creyeron que esa amenaza se había llevado a cabo ahora, de manera silenciosa, pero lo concreto es que no fue así, sino que esto acontenció de manera inesperada.

Así al menos lo aclaró la propia compañía -aunque hasta por ahí nomás- cuando escribió a través de su cuenta oficial de Twitter un breve comunicado.

“Estamos conscientes de un problema que está causando un cambio en el números de seguidores de algunas cuentas en este momento. Estamos trabajando para resolver esto lo más rápido posible”, explicaron desde la red.

Uno de los que sufrió esta merma fue el comunicador Nicolás Copano. “No perdí tanto, bajé de 59 mil a 57 mil”, sacó cuentas. Al igual que él muchos usuarios seguían a la espera de recuperar sus fans virtuales.