Luis Miguel mostró por qué es el "Sol" en Bogotá

Coño, Micky: sigues teniendo chorro de voz. Eso es lo que quizás muchos se pudieron llevar a casa en la última presentación de Luis Miguel en Bogotá en su gira “México por Siempre”, donde ha cubierto varios países de Latinoamérica y a la que las nuevas generaciones se han acercado por la serie de Netflix. Y, en la que han encontrado un artista apabullante, que por lo menos en la capital puso a hablar a muchos sobre su talento y cómo ha conservado el estilo que lo ha hecho grande.

Porque en Bogotá Luis Miguel mostró su casta y su trayectoria: aunque no es del estilo de interactuar con el público y entretenerlo a lo directo, se sostuvo en su registro vocal (cero playback) a la hora de cantar desde baladas hasta el pop más ligero y también dejando cantar al público como otro de sus principales recursos. Y sí: aunque se extrañó mucho la faceta mariachi del cantante, el playlist elegido repasa los elementos principales de su carrera. Asimismo, rodeado de músicos excepcionales y que se complementan espectacularmente con su estilo, Luis Miguel dio buenas experiencias a un público que en dos horas y algo más hubiera adorado tener un poco más de su repertorio.

“Suave”, “Ahora te puedes marchar”, “La incondicional”, “Cuando calienta el sol”, “Decídete” . No era necesario de todos modos ser un experto en Luis Miguel para disfrutar de una voz envolvente, de una presencia aún imponente en escenario, de un talento que sigue encandilando con voz y misterio al mismo tiempo. Y, que cuyo fuerte radica en su profesionalismo y en el show que por sí muestra al interpretar las canciones. Asimismo, tararear junto a él “Amor, amor”, “Por debajo de la mesa” o “Miénteme como siempre”, para al final tener dos canciones sorpresa, fue, igualmente una experiencia totalmente inolvidable.

Ahora, para muchos que jamás fueron a un concierto del artista mexicano y que lo hicieron por la serie que le devolvió la vida, este concierto probó que “Luismi” por sí mismo sigue brillando él solo, como desde hace más de treinta años, gracias a su pasión envolvente a la hora de cantar. Esa que es tan mexicana como el nombre de la gira que le ha devuelto su puesto por derecho propio.